LA IMPORTANCIA DE UN BUEN PACKAGING

25 octubre, 2019
25 octubre, 2019 Sofía Moras

Cuando hablamos de “packaging” nos referimos a cualquier tipo de envase, envoltorio, o etiqueta de un producto. El packaging es la primera imagen que tenemos de un producto, su carta de presentación, por eso es tan importante elegir el empaquetado perfecto. Un diseño llamativo y original puede hacer que un producto o marca se diferencie del resto de la competencia solo por su packaging.

Pero no solo se trata de originalidad, sino de reflejar en el envoltorio la personalidad de la marca, potenciando así la imagen corporativa de la empresa y captar con más eficacia la atención de su público objetivo.

Hace años apenas se daba importancia a este aspecto, pero con el paso del tiempo las marcas observaron que: primero era efectivo para llamar la atención del consumidor, y segundo influía en su decisión de compra. Comenzaron entonces a dar importancia a los colores, el diseño, los materiales… y todo el conjunto que envolvía al producto.

¿CÓMO CONSEGUIR UN BUEN PACKAGING? Aspectos a tener en cuenta:

Tamaño de la caja: un producto no puede ser excesivamente más pequeño que su embalaje, ocuparía un espacio innecesario y gastaría más material del debido. Su tamaño tiene que ser acorde al producto, adaptarse a él.

Cuidar el diseño: conseguir plasmar la personalidad de la marca en un solo diseño es complicado pero no imposible. Asociar un tipo de empaque a una marca, sus colores y la imagen corporativa es la labor principal de un buen packaging.

Embalaje útil: si además de tener un diseño bonito y llamativo también puede ser útil sería perfecto. Que sea fácil de utilizar, que se le pueda dar una segunda vida y no sea de un solo uso, etc.

-Utilizar siempre el mismo: cuando ya hayamos elegido el packaging definitivo, lo recomendable es mantenerlo. Podemos adaptarlo conforme salgan productos nuevos, pero siempre siguiendo la misma línea, que refuerce la imagen de la marca.

Vigilar las tendencias del mercado: las empresas tienen que ir adaptándose a los cambios de la sociedad, tanto en gustos y tendencias, en preferencias del consumidor, etc. y eso implica la posibilidad de realizar cambios en nuestros packaging.

Teniendo en cuenta estos factores, conseguir un buen packaging que sea bonito y efectivo será mucho más sencillo.

LA TENDENCIA DEL PACKAGING ECOLÓGICO

Cada vez son más virales los movimientos que luchan contra la contaminación de nuestro ecosistema y el cambio climático. Muchas empresas están optando por utilizar materiales más eco-friendly en sus productos y embalajes, minimizando su producción o dándole un segundo uso. Una perfecta campaña de marketing que encima apoya a la sostenibilidad de nuestro planeta.

Un ejemplo de esto es Tetra Pack, el mayor fabricante de envases de cartón para alimentos y bebidas se ha sumado al cambio de sus empaques para que sean 100% reciclables y renovables, utilizando cartón reciclado o haciendo más delgadas las capas de aluminio.

5 EJEMPLOS DE PACKAGINGS PRÁCTICOS Y LLAMATIVOS

La personalización de las latas de CocaCcola fue todo un éxito. Creó un vínculo entre la marca y los consumidores, asociándolos mediante algo tan simple como el packaging.

La marca de vinos “LOCO”, mediante este embalaje tan creativo consiguió plasmar el nombre de la marca y dándole así más fuerza.

Esta mara de mermeladas creó un packaging tanto original como útil. Este tarro es bonito y con posibilidad de darle una segunda vida al embalaje, y encima relacionado totalmente con el tipo de producto, lo que sería un packaging perfecto.

Esta marca de conservas, a pesar de ser un tipo de producto tan sencillo, al tratarse de una marca Gourmet ha querido diferenciarse, dando a su packaging un aspeco fino, elegante y que transmita las características del producto con solo ver la caja.

Este formato de packaging que creó Heinzse caracteriza por su practicidad, ya que permite utilizar el producto varias veces a pesar de ya estar abierto.

¿ESTÁS INTERESADO?

SIN COMPROMISO. TE LO ENVIAMOS EN MENOS DE 24HORAS.